• Carlo Varela

Temas al 6 de Febrero de 2020

La cuesta de enero le cuesta a AMLO perder cinco puntos netos en enero. Fueron publicadas tres encuestas telefónicas sobre la popularidad presidencial durante el mes de enero: El Financiero 71% de aprobación por 28% de desaprobación; Olivares Plata 69% por 31% y GCE con 62% por 35%. Así el promedio mensual es 67% de aprobación por 31% de desaprobación que es una pérdida neta de cinco puntos con respecto al promedio de diciembre (gráfica 1). Según los estudios demoscópicos más de la mitad de la población mencionó que la inseguridad sigue siendo el principal problema por resolver en el país. Esta pérdida de popularidad se vio reflejada en un retroceso en él desempeño del presidente en materia de seguridad pública y salud ya que la mayoría considera que el gobierno de López obrador está trabajando mal o muy mal estos aspectos, mientras que mantiene el apoyo en temas del manejo de la economía y la educación. Aspectos como combate a la corrupción y a la pobreza mantienen una opinión dividida.




Source: Reforma, El Financiero, El Universal, Enkoll, Parametría, Buendía, Demotecnia, Giii360, GEA-ISA, BGC, GCE, Varela y Asociados, Olivares Plata, Delphos.

Conflicto en la UNAM es confuso quién está detrás del movimiento, amenaza con crecer y desestabilizar la máxima casa de estudios. A principios de noviembre la Facultad de Filosofía y Letras comenzó un paro indefinido para exigir freno al acoso sexual, la violencia de género, disminuir la inseguridad que se vive alrededor de los planteles y mejorar las condiciones de salud en los centros universitarios. A estas peticiones se sumaron facultades (Ciencias Políticas y Sociales y la de Arte y Diseño), dos prepas (la 9 y 3) y el CCH sur, y a partir de la semana pasada se adhirieron otros ocho complejos universitarios en paro solidario que duran entre dos y siete días. Su modus operandi es muy parecido a movimientos que se han dado en México como el de anarquistas y feministas, pero ocultan su identidad ya que son personas violentas embozadas que cierran instalaciones y promueven paros exigiendo una mayor actuación de las autoridades para satisfacer sus demandas. No se sabe quiénes son los que encabezan el movimiento, quién está detrás de ellos y hasta donde quieren llegar con el pretexto legal y legítimos de frenar la violencia de género. Aunque el rector Graue convoca al diálogo y demanda castigo para los actos violentos, el movimiento acusa poca voluntad de las autoridades para solucionar sus demandas. Para la opinión pública e inclusive el propio presidente López Obrador hay mano negra detrás del movimiento, pero no saben que grupos son. Existen dos posibles explicaciones de lo que busca A) Desprestigiar al rector y obligarlo a renunciar para que alguien más acorde a la 4T asuma su liderazgo, este movimiento estaría más ligado a grupos de extrema izquierda pertenecientes a Morena, donde el propio López Obrador pudiera verlo con beneplácito para aumentar su presencia dentro del sector académico y poder realizar cambios desde adentro; B) Es un movimiento legítimo al estilo de los que sucedieron en Chile, Francia y el “MeToo” donde los estudiantes expresan de manera violenta sus demandas y que pueden extenderse a otras universidades o ámbitos e inclusive pueden llegar a desestabilizar a gobiernos estatales o federales. Cualquiera de las dos explicaciones, de llegar a crecer el movimiento puede tener importantes repercusiones en el ámbito institucional del país, pero a las autoridades tampoco se les ve que estén tomando medidas o acciones más en concreto para evitar su crecimiento, sino que solo se dedican a condenar y llamar al diálogo.

Morena centrará su agenda legislativa en dos cambios constitucionales: a) elevar a rango constitucional los programas de bienestar y, b) reducir 50% el monto de financiamiento público a los partidos políticos. López Obrador insiste en establecer el derecho al Estado de Bienestar en la Constitución donde se garantice la pensión a adultos mayores y discapacitados y las becas para jóvenes acompañadas de presupuesto para que nunca disminuya en futuras administraciones, esta iniciativa es muy probable que logre el consenso ya que cuentan con el apoyo del PRI quiso madrugar a Morena y ya presentó una iniciativa para incluir el derecho al bienestar en la Constitución. La segunda propuesta es difícil que sea aprobada ya fue rechazada el año pasado porque los partidos no quieren perder dinero público, sin embargo, AMLO insiste en la reducción para tener más recursos para sus programas sociales. Para lograr la reducción se necesita una reforma Constitucional al artículo 41 con una votación mayoritaria de dos terceras partes de la Cámara de Senadores donde Morena no tiene los votos suficientes. Actualmente la ley asigna 70% de los recursos al porcentaje de votación que tuvo cada partido en la última elección federal y 30% de forma equitativa entre los partidos que cuentan con registro nacional (tabla #1), para convencer a los partidos pequeños Morena les ofrece redistribuir la forma de asignar los recursos a 50% de acuerdo del porcentaje de votación y 50% de forma igualitaria, aunque no los compensa suficiente, en promedio los partidos grandes perderían 54.5% de los recursos y los pequeños 38%. Este mecanismo a la larga beneficiaría más a los partidos pequeños y fragmentaría el sistema de partidos al premiar con mayores recursos a los partidos con menor votación y castigar a los partidos más grandes. López Obrador se reunió con los líderes parlamentarios de los partidos para convencerlos de reducir el monto de financiamiento, a excepción de Morena que ya pidió que en 2020 le reduzcan 75% de sus recursos y causó malestar entre sus propios simpatizantes, es difícil que el resto de los partidos voten a favor porque les quitaría su principal fuente de financiamiento y los volvería menos competitivos contra Morena. La Cámara de diputados también centrará sus esfuerzos en elegir a cuatro consejeros nacionales del INE que son designados por el pleno de la Cámara de Diputados donde la alianza en el poder tiene mayoría y podría nombrar consejeros afines como los ha hecho en otros organismos autónomos.



Fuente: INE con cálculos de CitiBanamex.