• Carlo Varela

Reforma en Baja California

En un hecho inédito, el Congreso de Baja California violó la Constitución al reformar su Constitución local para aumentar de dos a cinco años el periodo de gobierno del gobernador electo. En agosto del 2014, el Congreso Local aprobó que el próximo gobernador fuera por dos años 2019 a 2021, y así cumplir con la Constitución de homologar los calendarios estatales con las elecciones federales, esto ocurrió de manera similar en Puebla y Veracruz que tuvieron gobiernos de dos años (2016 a 2018). Sin embargo, el ocho de julio el Congreso Local de mayoría panista aprobó con el voto de todos los partidos ampliar el periodo de gobierno del próximo gobernador por cinco años aduciendo que era una carga fiscal e inhibía el desarrollo económico del estado tener a un gobernador de dos años en el cargo. Ya en octubre del año pasado, el PRI y Morena presentaron una iniciativa que fue aprobada por el Congreso y ratificada por el Tribunal Estatal Electoral para ampliar el periodo de gobierno de dos a cinco años. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, máxima instancia rechazo en marzo, mayo y junio esta modificación dado que fue realizada en octubre y el proceso electoral comenzó en septiembre, por lo que viola la ley de que: “toda modificación electoral deberá realizarse noventa días antes de que comience el periodo electoral”. El 1 de julio se realizaron las elecciones dónde ganó Jaime Bonilla de Morena-PR-PVEM con 50% de la votación. Desde que recibió su constancia como gobernador, Bonilla volvió a impugnar el dictamen aduciendo que era sólo por dos años, nuevamente fue rechazado. Bonilla es amigo personal de AMLO desde 2000 y se le acusa de corromper desde jugadores de beisbol, afición que lo une con AMLO, hasta políticos, se impugnó su candidatura porque es naturalizado estadounidense y ocupó un cargo público en Estados Unidos en la primera década del 2000.

Las dirigencias nacionales de los partidos PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano impugnarán la reforma presentando un acto de incostitucionalidad dado que violó la ley al realizar una modificación después de la elección y no existe retroactividad, así como la sentencia del TEPJF que ordenaba que la duración del gobernador fuera por periodo de dos años. Solamente la presidenta nacional de Morena Yeidckol Polenvsky está de acuerdo con la modificación porque la ve muy sana para las finanzas del estado.

Es muy probable que los diputados de Baja California se hayan corrompido para aceptar modificar la Constitución Local de manera tan flagrante.

Esta ley no pasará ante la Suprema Corte porque viola la Constitución que dice que toda modificación electoral deberá realizarse 90 días antes de que comience el proceso electoral, por las sentencias del TEPJF que había dictado y porque el principio constitucional de que las leyes no son retroactivas.

Algunos analistas creen que esta modificación podría ser un intento de Morena de modificar una Constitución local para después intentar modificar la Constitución Nacional que permita la reelección de su presidente de manera inmediata (recuérdese que la ley no es retroactiva) pero que comienzan a medirle el pulso a los ministros de la Corte para ver los argumentos que esgrimen a favor y en contra de dicha modificación. En este sentido sorprende que AMLO no se haya pronunciado en contra de dicha Ley, sino que diga que no tiene nada que opinar cuando a todas luces esta ley no solo es anticonstitucional sino inmoral. Que es el argumento favorito de López.